¿Cuándo y cómo surge?

Aunque algunos no lo crean, el síndrome del graduado es más común de lo que parece. Cada vez son más las personas que lo experimentan. Específicamente, el síndrome del graduado se asocia al tema del empleo, a esa necesidad de encontrar algo para hacer y desarrollar las habilidades aprendidas. Es ese miedo a no conseguir el éxito laboral.

¿Cuándo surge?

El síndrome del graduado nace justamente cuando el estudiante deja de asistir a la universidad y finalmente ha sido egresado con éxito de su carrera universitaria. Este síndrome puede surgir de distintas maneras. Sin embargo, existen manifestaciones que son comunes en esta situación, estas son:

  • Estrés ante ciertas situaciones: esto es muy normal porque es parte del proceso de adaptación al cambio. Es igual al primer día de escuela o universidad. Eso mismo siente el graduado al llegar al trabajo por primera vez.
  • Depresión.
  • Confusión sobre el trabajo en el que están.
  • Ataques de pánico: esto solo le ocurre a algunas personas, pero también es común en esta situación.

¿Cómo combatir el síndrome del graduado?

La mejor recomendación para combatir el síndrome del graduado es mantener la calma y pensar que es simplemente una etapa.

Así como iniciar la universidad fue una etapa, esta también lo es. No siempre se estará confundido, en algún momento el rumbo se encuentra y el éxito estará escrito en letras mayúsculas y en negritas.

La educación ante situaciones de crisis

Esto es seguro, pues son muchos los casos de éxitos que, antes de ello, pasaron por ese temor que provoca el hecho de graduarse. ¡No es el fin del mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *