Sin lugar a dudas, el bullying cibernético es un peligro latente que asecha a muchos personas, especialmente a niños y adolescentes.

Para comprender mejor de qué se trata, se puede decir que el bullying cibernético tiene que ver con el envío de comentarios y mensajes ofensivos hacia la víctima. También engloban los piropos, silbidos y gestos de naturaleza sexual.

Un problema que hay que atender

El uso de redes sociales puede ser positivo si se tiene la responsabilidad necesaria.

Por ello, los niños son muy vulnerables al bullying cibernético, pues suelen registrarse en redes sociales que realmente no saben utilizar y caen en las manos de personas muy malintencionadas.

La discriminación en el aula, un tema que debe ser conocido ¡Clic aquí!

Incluso, este tipo de acoso también puede ser realizado por personas cercanas al niño. Razón por la que se debe tener mucho cuidado y atención a las personas que entran al hogar.

Recomendaciones

Para poder manejar y evitar el ciberbullying, es preciso que los padres y madres conozcan completamente los medios virtuales a los que el niño o adolescente accede con frecuencia, tales como apps de móviles y webs en internet.

Asimismo, se debe tener una buena orientación con los niños para que eviten el contacto con extraños a través de las redes sociales. De esa forma, el intercambio de información, tales como datos personas o fotografías, estará descartado.

Se recomienda tener una buena comunicación con los niños y adolescentes, así se conocerán todos los problemas por los que puede estar pasando y la ayuda llegará más rápido.

No se debe esperar a que algo malo suceda para entrar en acción, los niños piden a gritos ayuda, incluso cuando ni siquiera emiten palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *